noviembre 26, 2013

Los Guerreros de Xian


Considerado uno de los descubrimientos más importantes del siglo XX, el yacimiento de los guerreros de terracota, también conocidos como Guerreros de Xi'an, es una fuente de información de extraordinaria riqueza sobre la civilización china. Descubierto de manera fortuita por un campesino en 1974 y declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1987, forma parte del mausoleo funerario de Qinshihuang (221-207 a.n.e.), el primer emperador que unificó los territorios de China y fundó la dinastía Qin. Su hallazgo y posterior estudio han tenido un gran impacto en la investigación de la escultura, la arquitectura y la sociedad china durante ese periodo de formación y consolidación del Imperio.


El emblemático ejército está formado por más de 7.000 figuras de guerreros y caballos de terracota de tamaño natural, que fueron enterradas en formación de batalla. Los expertos creen que el emperador esperaba que los militares de arcilla le ayudaran a gobernar en la vida después de la muerte.



Nuevos guerreros

Posteriormente hubo un nuevo hallazgo de 120 nuevas figuras de arcilla en el pozo número 1 del distrito de Lintong, a 35 kilómetros de la ciudad de Xi'an. El pozo número 1 es el primero y el mayor de los tres excavados, por lo que también ha sufrido grandes daños. Por este motivo, los arqueólogos no esperaban nuevos descubrimientos aquí.

Algunos de los nuevos guerreros de terracota estaban pintados de rosa, rojo, blanco, gris o lila. Para que no se pierda el cromado, los arqueólogos han aplicado químicos especiales que preservarán los colores originales de las piezas. Además de figuras humanas, se han encontrado 12 caballos de arcilla, dos carros de guerra, tambores y pilas de carbón.

Documental: El primer emperador de China

noviembre 23, 2013

La Divina Comedia


En la atmósfera de finales de la Baja Edad Media aparece la figura de Dante Alighieri, un destacado estudiante de teología que no perteneció a ninguna orden. La Divina Comedia es una explicación poética de la filosofía escolástica. En suma, es una pieza didáctica que tenía como objetivo el enseñar que la salvación solo se podía alcanzar uniendo la fe con la razón. De acuerdo a sus planteamientos la fe ilumina la elección y la razón ayuda a elegir el bien.
Dante recibió un influjo enorme de la literatura cortesanacorriente que nació en las cortes a cargo de las mujeres, mientras sus esposos estaban en las Cruzadas. Es en esta literatura donde comenzó el ideal de amor rosa que se arrastra hasta la actualidad. La mujer se idealizó completamente hasta casi el punto de la divinización. Perteneció al movimiento Dolce Stil Novo, donde retomó la poesía cortesana e idealizó aún más la figura femenina con el tropo de la donna angelicata.


Texto: fragmento de alcanfordelasinfantas.com


Audiolibro en 8 partes






noviembre 09, 2013

Shunga, arte erótico japonés


El shunga es un género de producción visual japonés que tiene como tema principal la representación del sexo. Está vinculado, principalmente, con la producción gráfica conocida como «estampas del mundo flotante», o xilografía ukiyo-e, del período Edo (1603-1867), a partir de imágenes de álbumes o de ilustraciones de textos de la literatura popular de entonces, así como con la producción pictórica de la época. A pesar de que su producción estuvo marcada por regulaciones y prohibiciones por parte del gobierno, la realización de este tipo de obras continuó prácticamente hasta finales de la era Meiji, con la prohibición de material «obsceno» en el Código penal japonés del año 1907.

La traducción literal del vocablo japonés (de origen chino) shunga significa «imágenes de primavera», siendo «primavera» un eufemismo común para el acto sexual. Las escenas describían relaciones sexuales de todo tipo, incorporando en ellas a los más variados actores de la sociedad japonesa de entonces, como a los miembros de la clase comerciante, samurais, monjes budistas e inclusive seres fantásticos y mitológicos.

La gran mayoría de los ilustradores de ukiyo-e realizaron este tipo de imágenes debido, entre otras razones, a que tanto artistas como editores obtenían buenas sumas de dinero de la venta del material, incluso a pesar de estar vigente alguna prohibición, por lo que existe una gran cantidad de imágenes que fueron realizadas por ilustradores de renombre. Por otro lado las mismas prohibiciones llevaban a sus creadores a no firmar sus trabajos, pero a modo de que la gente supiera el autor, desarrollaron una serie de artimañas, como poner en las imágenes sobrenombres o señales apenas perceptibles, que eran fácilmente identificables para el público de la época.

Tras la apertura de Japón a Occidente, a mediados del siglo XIX, el arte japonés contribuyó al desarrollo del movimiento conocido como japonismo. Diversos artistas europeos coleccionaron shunga, entre los que destacan Aubrey Beardsley, Edgar Degas, Henri de Toulouse-Lautrec, Gustav Klimt, Auguste Rodin, Vincent Van Gogh y Pablo Picasso, contando éste último con una colección de 61 estampas de artistas japoneses reconocidos, que le sirvieron de inspiración durante los últimos años de su vida.

Se dice que el shunga ha servido, además, de inspiración para las imágenes del hentai, el cual también es sexualmente explícito.



Las tipologías más comunes de shunga que se produjeron son tres:
  • Los shunga emaki (春画絵巻) eran rollos con formato horizontal, muy populares entre los sacerdotes, la aristocracia y la clase samurái. A lo largo del período Edo tuvo que competir con la popularidad y rentabilidad de otras tipologías como los álbumes y los libros ilustrados. Es importante remarcar que estas pinturas circulaban en círculos más restringidos debido a su coste y disponibilidad, a causa del enorme trabajo y tiempo empleado en su producción. 
  • Los soroimono (揃物) y kumimono (組物) eran álbumes ilustrados que se imprimían a partir de la misma técnica xilográfica que el resto de las impresiones ukiyo-e, por lo que su producción comenzó a partir del período Edo. Dado que la superficie dedicada a la imagen era mayor que en los libros, y que éstas no se plegaban, permitían un nivel de cualificación técnica mucho mayor, que, por ende, incrementaba también su coste. Casi siempre contenían doce imágenes, y mientras que los kumimono tenían una escena introductoria para el resto de las estampas, los soroimono tenían un título común que era impreso en todos los grabados. 
  • Los enpon (艶本) o shunpon (春本) eran libros eróticos y, dentro de estos tres tipos, los más populares. Se produjeron a lo largo del período Edo y hasta comienzos de la era Taishō. Muchos de ellos se imprimían en blanco y negro, y otros se llevaban a versiones en color, utilizando el mismo desarrollo técnico que experimentó la historia del ukiyo-e. Casi siempre combinaban una sección de imágenes al principio con una sección de texto después que, por regla general, era alguna historia erótica de alguno de los escritores populares del momento, o en ocasiones del mismo ilustrador. 
A diferencia del común de la xilografía ukiyo-e, el shunga no acostumbraba a producirse en láminas sueltas. Sólo algún surimono puede encontrarse así, pero en contadas ocasiones. Las láminas sueltas que conocemos hoy como shunga, y que se encuentran en muchas colecciones, se subastan o se venden en tiendas o galerías especializadas de arte, originalmente pertenecían a algún álbum que fue desmontado y sus imágenes separadas.

wikipedia


Historia erótica: los secretos sexuales japoneses
Duncan Barlett
BBC


Se le conoce como el "Shunga" y son obras gráficas de Japón que muestran una perspectiva del sexo muy distinta a la que se veía en Europa en la misma época.

El término se traduce literalmente como "imágenes de primavera", un eufemismo para el arte erótico que floreció en una época en la que la población de Tokio estaba creciendo rápidamente y el contacto con Occidente estaba prohibido.

En la mayoría, las parejas son mixtas, pero también hay algunas escenas con homosexuales, así como representaciones de grupos de personas participando en orgías. Las también conocidas como "imágenes de almohada" son estampas hechas con bloques de madera producidas durante los siglos XVI, XVII y XVIII y muestran una variedad de actos sexuales, a menudo con detalles explícitos.

Las imágenes se vendían a veces en álbumes de 12 ilustraciones, que mostraban una gama de situaciones sexuales. Para quienes las compraban, la ventaja era que no tenían que revelar cuáles dibujos les interesaban más.

El problema de exhibirlas

El Museo Británico, en Londres, decidió aventurarse a exponer 150 piezas de Shunga, en lo que se califica como una de las exhibiciones más atrevidas de su historia. Debido a su naturaleza explícita, la muestra sólo puede ser vista por mayores de 16 años.

En el pasado, otras galerías han considerado el Shunga como obsceno y se han rehusado a exponerlo. Sin embargo, en los últimos años se empezó a aceptar como un género artístico sofisticado, que permite vislumbrar la sexualidad en los principios del Japón moderno.

"Shunga es arte profundo. No es lo mismo que simple pornografía", asegura Aki Ishigami de la Universidad Ritsumeikan de Kioto. Afirma que a menudo las mujeres disfrutaban de las imágenes y que formaban parte del "arte del mundo flotante" que se inspiraba en el llamado "Distrito del Placer" de Tokio, en el que músicos, actores y prostitutas entretenían a clientes.

A veces, a las jóvenes japonesas les regalan álbumes de Shunga antes de que se casaran, para darles una idea de lo que les esperaba en la noche de bodas.

Sin embargo, la historiadora de arte Majella Munro puntualiza que, a pesar de que Shunga jugaba un papel en la educación sexual, ese no era su principal objetivo. "A pesar de que eran baratas, es dudoso que las mujeres tuvieran los medios o la motivación para comprarlas. A veces las compraban los clientes del mundo flotante, como recuerdos de su visita a un mundo de placeres que estaba abierto sólo para que lo disfrutaran los hombres".



Ropa más que piel

Para los ojos modernos, las ilustraciones Shunga a veces parecen caricaturas o se asemejan a los dibujos animados contemporáneos manga de Japón, que también son altamente sexualizados.

No obstante, estos rara vez muestran cuerpos completamente desnudos.

El profesor Timon Screech, de la Escuela de Estudios Orientales y Africanos de Londres (SOAS), advierte que el Shunga tiene que ser visto en su contexto."Esa idea de larga data de que la forma del cuerpo humano de alguna manera engloba la perfección viene de un ideal griego que estaba completamente ausente en todos los países del oriente asiático", explica, en conversación con la BBC.

"Es mucho más probable que a la gente le atrajera sexualmente más la ropa fina y bella que la piel... esa piel que los trabajadores dejaban al descubierto en las calles o la que veían en las salas de baños". "Si uno podía acariciar una tela asombrosa... eso era excitante. Por eso a menudo los cuerpos están cubiertos con unas telas increíbles".

Dos de los pocos ejemplos de ilustraciones shunga que muestran un desnudo completo.


Idealizado

Las primeras imágenes Shunga que llegaron a Reino Unido venían en una carga de un barco llamado Clove, de la East India Company, que retornaba de un pionero viaje a Japón en 1614.

Traía armaduras y sedas decoradas con oro, que eran regalos del sogún japonés (comandantes militares). Parte de la mercancía se subastó, pero la compañía confiscó los Shunga pues los consideró escandalosos. Luego los destruyeron.

Screech, quien escribió un libro sobre el Shunga, señala que las imágenes rara vez muestran compulsión o violación. "El fetiche más preciado parece ser que la persona que lo está haciendo con uno lo quiere hacer", señala.

En la realidad, la prostitución era generalizada en Edo, como se llamaba la Tokio moderna temprana. Familias pobres le vendían las jóvenes a traficantes sexuales. Las enfermedades venéreas y embarazos no deseados eran comunes. El arte de la época -tanto las imágenes eróticas y las representaciones más convencionales de mujeres trabajando como cortesanas- presentan una imagen distinta, según Screech.

"Todos son bellos o se vuelven bellos. Hay algunas historias de personas vanidosas forzando a quienes las rechazan pero, en la mayoría, el Shunga celebra lo que puede llamarse, anacronisticamente, una especie de amor libre, algo que sabemos casi con certeza que no existía en ese tiempo".

noviembre 05, 2013

La Rama Dorada (Frazer)

La rama dorada: un estudio sobre magia y religión (The Golden Bough: A Study in Magic and Religion) es una obra de estudio comparativo de mitología y religión de gran envergadura, escrita por el antropólogo escocés James George Frazer (1854–1941). Publicada por primera vez en 1890 en dos volúmenes, cuya segunda versión (1907–1915) aumentó a doce volúmenes y posteriormente resumida por el autor en un volumen en 1922, que corresponde a la versión usualmente publicada y leída.

La rama dorada intenta definir los elementos comunes de las creencias religiosas, que van desde los antiguos sistemas de creencias a religiones relativamente modernas como el cristianismo. Su tesis de trabajo es que las viejas religiones eran cultos de fertilidad que ocurrían alrededor del culto y sacrificio periódico, de un rey sagrado. Este rey era la reencarnación de un dios que moría y revivía, una deidad solar que llevaba a cabo un matrimonio místico con la diosa de la Tierra, la cual moría en la cosecha y se reencarnaba en la primavera. Frazer afirmaba que esta leyenda es predominante en casi todas las mitologías mundiales. El germen de la tesis de Frazer era el rey-sacerdote prerromano en el festival de Nemi, el cual era ritualmente asesinado por su sucesor. Cuando por primera vez puse mi lápiz en el papel para escribir la rama dorada no tenía concebido la magnitud del viaje en el cual me embarcaría; Pensaba que solamente tenía que explicar una sola regla de un antiguo sacerdocio italiano. Prólogo, pág. VI De la leyenda anterior, el autor realiza una entretejida investigación de los diferentes aspectos constitutivos del mito, mediante la comparación de los diferentes cultos, leyendas y tradiciones de distintas regiones del mundo en semejanza con el fundamento de la obra. El título está tomado de una obra del pintor inglés J. M. W. Turner, quien en su obra homónima pinta el lago del bosque de Nemi, al que en la antigüedad se le llamaba «Espejo de Diana»; a su vez el pintor siguió la leyenda de la rama dorada citada por el poeta latino Virgilio en la Eneida. En este poema, Eneas y la Sibila de Cumas presentan la rama dorada a Caronte, el barquero del Hades, para conseguir entrar. Esta obra influyó enormemente en la mentalidad antropológica de las posteriores décadas, llegando a formar parte de las principales obras de antropología.

Con esta obra, el autor pretende demostrar que todas las religiones primitivas tienen características en común, por lo que la justificación de los principios de determinadas costumbres mágicas o religiosas servirán igualmente para la comprensión del origen y significado de otras formas religiosas análogas.
Uno de los primeros postulados que esta obra pone en claro es la división de las prácticas mágicas según el principio que trata de seguir la mente salvaje; así, la magia, podrá ser homeopática si trata de que «lo semejante produzca lo semejante»; o contaminante (o de contagio), si sigue el principio de que las cosas que alguna vez estuvieron juntas, al separarse, tienen tal relación mágica que lo que se le haga a una lo sufrirá la otra. Ambas esferas de la magia estarán comprendidas bajo el nombre general de magia simpatética (en el original inglés simpathetic, que textualmente se traduciría ‘simpática’), ya que en las dos se supone que las cosas interactúan a distancia mediante una relación secreta, una mutua simpatía.

Siguiendo la línea antropológica evolucionista del autor, se declara que todas las culturas del mundo han seguido un proceso semejante en su evolución religiosa, siempre empezando en las actividades mágicas y derivando en religiones bien establecidas, diferenciándose la primera de la segunda en que esta última busca propiciarse a entidades superiores o deidades, mientras que la primera solo busca alcanzar el efecto necesario o «lógico» de la naturaleza. Esto último resulta, según Frazer, de un entendimiento equivocado de las leyes naturales de causa y efecto y de un presupuesto necesario de un medio entre el acto mágico y el efecto, algo «a semejanza del éter de la física moderna» (Frazer 1922, III, 3).

noviembre 03, 2013

El sutra del diamante, el primer libro impreso

Gutenberg no fue en 1450 el primer inventor de la imprenta moderna: seis siglos antes, los chinos ya habían estampado una lección de Buda a un discípulo

‘El sutra del diamante’ es el primer libro impreso, no la Biblia

La imprenta, método mecánico para reproducir textos e imágenes, constituyó toda una revolución cultural en Europa, la primera. Fue en el siglo XV cuando un orfebre alemán, Johannes Gutenberg, ideó hacia 1450 los primeros tipos móviles, unos moldes en madera de cada una de las letras del alfabeto que posteriormente rellenó con plomo. Hasta entonces, como sabemos, los libros eran primorosamente manuscritos por monjes en su mayoría. Todo cambió el día que Guterberg apostó que era capaz de hacer una copia de la Biblia en menos de la mitad del tiempo de lo que tardaba en copiarla el más rápido de los monjes.

La apuesta, no sabemos si la ganó, porque parece que se quedó sin dinero para acabar las 150 Biblias que se propuso, pero sí sabemos que hizo el libro más perfecto hasta entonces: una Biblia, de la que hoy sólo se conservan 48 ejemplares.

Sin embargo, al otro lado de Europa, más allá de los Urales y de la cordillera del Himalaya, en China, ya habían creado muchos siglos antes su propia imprenta.

La primera de la que se tienen datos es la que, en su forma más primitiva, imprimió el primer libro de la historia: ‘El sutra del diamante’. Para elaborarlo, Wang Chieh hizo unos bloques de madera en los que talló a mano textos e ilustraciones en relieve e invertidos, los entintó con pintura y agua y puso luego encima papel para que quedasen los símbolos estampados en él. Corría el año 868 de nuestra era. O sea, el siglo IX... Esta joya fue descubierta en una cueva que guardaba una biblioteca escondida.

Ya en 1041, otro personaje chino, Phi Sheng, inventaba los primeros tipos móviles. Sheng ideó un complejo sistema de piezas de porcelana donde se tallaban los caracteres chinos. Precisamente, la ingente cantidad de caracteres e ideogramas del idioma chino, hizo poco adecuada entonces la imprenta en este país.

No obstante en 1234, en una zona del reino de Korio (hoy, Corea), sabían de los avances chinos en materia de impresión y crearon un grupo de tipos móviles en metal, exactamente el mismo sistema que crearía dos siglos después Gutenberg en Occidente. No los usaron muy a menudo, sin embargo, dejando así que el orfebre alemán se llevase el mérito de la auténtica transformación en los sistemas de impresión. Pese a ello, este mérito no le fue reconocido entonces, ya que Gutenberg murió arruinado. Antes, había sido acogido por el obispo de Maguncia, el único que había apreciado su trabajo.

Por cierto, en España, sólo se conservan dos biblias de Gutenberg, también llamada ‘de las 42 líneas’, por ser las que lleva cada página: una entera está en Burgos, en la Biblioteca Pública Provincial; la otra, incompleta, (sólo el Nuevo Testamento), en la Biblioteca Universitaria y Provincial de Sevilla, por si quieren admirarlas.





Wikipedia
Los sutras o suttas son mayoritariamente discursos dados por Buda o alguno de sus discípulos más próximos. Si bien se asocian principalmente al budismo, puede ser utilizada para designar escritos de otras tradiciones orientales, como el hinduismo.
El Sutra del Diamante es un sutra Mahāyāna breve del género del Prajñāpāramitā o "Perfección de la Sabiduría", el cual enseña la práctica del no-apego o la abstención del apego mental y de la no-permanencia. El nombre completo en Sánscrito es Vajracchedikā Prajñāpāramitā Sūtra.

Una copia del Sutra del Diamante, fue encontrado entre los manuscritos Dunhuang en el siglo XX por Aurel Stein en China, es el libro impreso más antiguo que se conoce, fechado el 11 de mayo de 868 A.D.



El Sutra se conoce en Sánscrito como: वज्रच्छेदिका प्रज्ञापारमितासूत्र Vajracchedikā-prajñāpāramitā-sūtra; Chino: 金剛般若波羅蜜多經 o abreviado 金剛經, pinyin: jīn gāng bōrě-bōluómìduō jīng o jīn gāng jīng; Japonés: kongou hannya haramita kyou o abreviado kongyou kyou; Vietnamita Kim Cương Bát Nhã Ba La Mật Kinh o Kim Cương Kinh; Tibetano (Wylie): ’Phags pa shes rab kyi pha rol tu phyin pa rdo rje gcod pa zhes bya ba theg pa chen po’i mdo; "El Sutra de la Perfección de la Sabiduría del Diamante que Corta a Través de la Ilusión".

El Sutra del Diamante, como muchos sutras, comienza con la famosa frase "Así he oído" (एवं मया श्रुतम्, evaṃ mayā śrutam). En este sutra el Buda ha terminado su paseo diario con los monjes para recoger ofrendas de alimento y se sienta a descansar. Uno de los monjes más veteranos, Subhuti, se adelanta y le plantea una pregunta al Buda.

Lo que acontece a partir de ahí es un diálogo extenso, a menudo repetitivo, sobre la naturaleza de la percepción. El Buda emplea con frecuencia frases paradójicas como "Lo que se conoce como la enseñanza del Buda no es la enseñanza del Buda". El texto esta lleno de estas negaciones, por medio de la dialéctica Prajná se propone conducirnos a una afirmación superior, contradiciendo una simple afirmación directa.

El Buda trata de ayudar a Subhuti a desaprender sus nociones preconcebidas y limitadas de lo que es la realidad, la naturaleza de la Iluminación, y la compasión.

Una parte especialmente notable es cuando el Buda le enseña a Subhuti que lo que hace tan grande a un Bodhisattva es que el Bodhisattva no se enorgullece de su trabajo para salvar a los otros, ni es su compasión calculada o forzada. El Bodhisattva practica la compasión sincera que procede de lo más hondo del ser, sin ningún sentido del ego o provecho.

En otra sección, Subhuti expresa su preocupación de que el Sutra del Diamante sea olvidado 500 años después de su enseñanza (alternativamente, durante los últimos 500 años de esta era). El Buda le asegura a Subhuti que mucho después de que se haya marchado, seguirá habiendo algunos que puedan obtener el significado del Sutra del Diamante y ponerlo en práctica. Esta sección parece reflejar una preocupación que se encuentra en otros textos budistas que las enseñanzas del Buda eventualmente se difuminarían y corromperían. Un concepto budista popular, conocido como mappō en japonés, también refleja esta misma ansiedad.


noviembre 01, 2013

Recreacionismo/Artesanía: Inkle weaving


The Weaver's Inkle Pattern Directory: 400 Warp-Faced Weaves 
Anne Dixon 

From expert weaver Anne Dixon comes The Weaver’s Inkle Pattern Directory, the ultimate eBook resource for inkle weavers. Inkle weaving is a simple technique that offers ample opportunity for experimentation to beginners and experienced weavers. This book is the most comprehensive tool available to inkle weavers. Inside, you’ll find:

  • an overview of inkle weaving’s history and traditions;
  • instructions for loom set-up and simple techniques;
  • an astonishing 400+ woven patterns;
  • illustrated samples and charts.
This incomparable guide offers tips, tricks, and techniques to weave traditional and modern patterns and introduces a bounty of innovative new designs as well. Inkles created from these patterns can be used for a variety of projects, ranging from belts and braces to trims and neckpieces.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...