agosto 17, 2013

Ninjas

En la historia de Japón, los ninjas (忍者) o shinobi eran un grupo militar de mercenarios entrenados especialmente en formas no ortodoxas de hacer la guerra, en las que se incluía el asesinato, espionaje, sabotaje, reconocimiento y guerra de guerrillas, con el afán de desestabilizar al ejército enemigo, obtener información vital de la posición de sus tropas o lograr una ventaja importante que pudiera ser decisiva en el campo de batalla.

Para sus propósitos utilizaban una amplia gama de armas y artefactos como espadas, shuriken o cadenas, además de ser expertos en la preparación de venenos, pócimas y bombas.

Del mismo modo, eran entrenados en el uso del «arte del disfraz», que utilizaban a menudo para pasar desapercibidos dependiendo de la situación imperante en el lugar en el que se tuvieran que introducir, a diferencia de la típica vestimenta con la que hoy día se les identifica.

Pocas organizaciones militares han sido tan difundidas y al mismo tiempo tan incomprendidas como los ninjas de Japón y gran parte de la historia de este grupo se basa en mitos o exageraciones, lo que ha dificultado su estudio y comprensión. De esta forma, a lo largo de la historia, muchas muertes ocurridas en algún momento oportuno fueron atribuidas a este grupo militar, pero debido al hermetismo de sus misiones es imposible saber exactamente el número de muertes que causaron.

Los ninjas fueron tanto temidos como utilizados por los líderes militares debido a que su naturaleza era totalmente contraria a los ideales del samurai. En el caso de los samurai, el daimyō no podría exponerlos a trabajos como el espionaje o asesinatos encubiertos, debido a que si eran descubiertos su reputación quedaría destrozada. Por ese motivo preferían contratar a ninjas, que generalmente procedían de clases sociales bajas, para que realizaran ese tipo de trabajos.

Shoninki
Los orígenes de los shinobi, otra palabra utilizada para referirse a este grupo militar, son inciertos, aunque su antecedente más preciso se encuentra en el siglo VI de nuestra era y no es hasta el siglo XV cuando se pueden identificar plenamente sus actividades y características. Al igual que los samurai, tuvieron su momento cumbre durante el período Sengoku de la historia de Japón, una etapa de gran inestabilidad y conflictos bélicos por la lucha del poder interna del país, que terminaría al establecerse el shogunato Tokugawa, época donde tendrían sus últimas apariciones.

Entre los libros tradicionales de ninjutsu, sobresalen los que han sido llamados Tres Grandes Libros de Ninjutsu. Aunque la mayoría de los libros de este tipo fueron escritos durante el periodo Edo, se cree que fueron divulgados de generación en generación a través de la tradición oral.

- Mansenshūkai, escrito por Fujibayashi Yasutake; integró el ninjutsu practicado en Iga y Koga.
- Shoninki, escrito por Fujibayashi Masatake; es el libro tradicional del Kishu-ryū.
- Shinobi Hiden, escrito por Hattori Hanzo.



Armas

El arma más importante para un ninja era la típica espada japonesa conocida comúnmente como katana, en una versión más corta y recta de lo usual, a la cual se le denomina generalmente como ninjatō o shinobigatana. Debido a que esta espada podía ser usada tanto ofensiva como defensivamente, no había necesidad de utilizar algún tipo de escudo lo que facilitaba que estos guerreros viajaran lo más ligero posible. A diferencia de los samurai que solían portarla en el cinturón, debido a la movilidad que requerían los shinobi, la espada era portada a la espalda, con la tsuka (mango) cercana a la oreja izquierda y el filo hacia afuera.

Dentro del arsenal de un ninja había una gran cantidad de armas y artefactos diferentes:


- Los shuriken o «estrellas ninja» son las armas más identificadas con este grupo militar.
- Ninjatō, una espada más corta que la katana, pero más práctica.
- Cuerda para escalar con 3 o 4 picos de metal conocidos como kanigawa.
- Explosivos.
- Venenos y antídotos.
- Bō, garrotes o bastones variados.
- Diversas púas conocidas como toniki.
- Cerbatanas con dardos venenosos llamados fukiya.
- Nudillos de metal conocidos como shuko, aunque tambien podian ser garras de metal conocidas como tekagi, por su cualidad de desgarrar.
- Cadenas o cuerdas con un peso giratorio conocidas como kyoketsu shoge.
- Granadas de magnesio.
- Bombas de humo llamadas endan, así como cegadores llamados metsubushi.
- Abrojos que lanzaban al piso o al rostro del enemigo llamados tetsubishi.
- Las kama, hoces que son originalmente herramientas de uso agricola.
- La kusarigama, el cual era una hoz unida a una cadena, que a su vez estaba unida a un peso de metal.
- La kusarifundo, una cadena con pesos en los extremos, usada para atacar, bloquear, envolver o enganchar.
- Yumi, arcos comunes de una sola pieza o arcos plegables de tamaño mucho menor a los utilizados comúnmente.

Pelea sin armas

La principal técnica o arte marcial que dominaban sin el uso de armas era la del jūjutsu (柔術? lit. "el arte de la gentileza"), aunque algunas escuelas perfeccionaron métodos específicos, como la ryū Guokku, que desarrolló el yubijutsu, que consistía en el empleo del pulgar y el resto de los dedos para golpear puntos vitales del cuerpo humano. Otra escuela, la ryū Koto se especializó en el koppo, la cual se centraba en romper los huesos del contrincante.


Museos

En Japón existen varios museos o parques temáticos dedicados a los ninja, aunque sin duda debido a su importancia histórica el lugar más importante se encuentra en Iga-Ueno en la Prefectura de Mie.
- Museo Iga-ryu Ninja. En los jardines del Castillo Ueno se encuentra una auténtica casa ninja que fue reubicada de un pueblo cercano y reconstruida, además de un museo. Durante el mes de abril se lleva a cabo en el lugar el «festival anual del ninja» en el que se hacen representaciones y demostraciones.
- Ninja Koka Ninjutsu Mura. En la Prefectura de Shiga se encuentra este parque temático dedicado a los ninjas.
- Noboribetsu Date Jidai Mura. Es un parque histórico inspirado en el periodo Edo que incluye atracciones como teatro de samurais y ninjas en Hokkaidō.
- Nikko Edo Mura. Es un parque histórico con arquitectura tradicional que cuenta con show de ninjas ubicado en la Prefectura de Tochigi.
- Templo Sainen (Sainenji). En los jardines de este templo budista se encuentran los restos de Hattori Hanzō y dentro de uno de sus vestíbulos se encuentra su lanza favorita.
texto: wikipedia
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...